Pages

Thursday, August 14, 2008

Sueños húmedos
Sorprendido por la lluvia repentina que no se esperaba en ésta soleada ciudad; me apresuré a llegar hasta la puerta de mi casa, eran las siete de la tarde y hacía dos horas que había empezado el chubasco, y recordaba que la ventana de mi cuarto estaba abierta de par en par y ya esperaba encontrar una laguna entera en medio de mi cama revuelta.
Entro y veo sorprendido que apenas unas gotitas de agua han mojado la almohada y todo parece estar a salvo.
Solo había que aguantar la ausencia de luz por el apagón que se dió pues el viento se llevó un transformador cerca del barrio, encendí algunas velas que se enpolvaban en la alacena y pronto todo se inundó de una luz cálida mientras afuera seguían los truenos y la lluvia torrencial.
Me quite la camisa empapada de agua y me sequé el cabello, mientras a tientas busqué en el refrigerador una cerveza que aun seguia fría, de tres sorbos me la acabé y casi sin soltar la botella vacía empezé a dormirme sentado en el sofá, hipnotizado por el sonido de las gotas de agua sonando sobre los techos de lámina de las fábricas de al lado.
De pronto me ví a mi mismo navegando en medio del mar en una tormenta en plena obscuridad, montado en un barquito pequeño y con la vela rota, las olas me llevaban de arriba a abajo, el agua me cubria por completo y los rayos y truenos caían por todos lados, apunto estaba de voltearme una enorme ola cuando se oye un timbre de un telefono que sonaba en el horizonte, el barco se balanceó peligrosamente y me sujete fuertemente en la orilla de la embarcación, el timbre seguia sonando con insistencia, finalmente mis fuerzas no dieron más y me caí al mar...
El telefono sonaba en la mesita y yo estaba en el suelo al lado del sofá, afuera el diluvio disminuía, me di cuenta que todo había sido un sueño, levanto el auricular para contestar la llamada, -Bueno!- y me contesta una voz femenina diciendo: -¿Hace cuanto que no va usted a la playa?.

2 comments:

David Nateras said...

los dias lluviosos mis preferidos, aunque el calor no me gusta, lo he dicho antes, la lluvia , la humedad despierta a los espiritus o demonios y estos entran en contacto con nosotros mas facil, por el elemento agua, los sueños sulen ser más vividos e impresionates.
muy buena inspiración Tom.

un saludo
hl

lamaga said...

Muy bueno, bueno el título y bien el cierre.
Feliz Cumple Tomasio, a ver cuándo nos cruzamos por ahí...
Un abrazo.